sábado, 11 de diciembre de 2010

...Frases sueltas...

Literalmente, esta entrada son frases inconexas...

...Una serie de eventos desafortunados por falta de atención...


...Seis años escapando de la realidad, refugiandome en fantasías, buscandote en otros cuerpos, y otras voces, refugiandome en miradas, creando infiernos, intentando salir de vos... Alucinada, intoxicada, loca...


...Te amo, te quiero, o te mato??... te perdono?... te ahorco, desmiembro? te quemo? o hacemos magia en el colchón?...


...En la vida de toda mujer, hay dos hombres: al que ama, y el hombre de su vida. Lástima que no pueda elegir a ambos...


...
Intelectualmente candente...


...Ambigûedad de sentimientos, ambiguedad de pensamientos que convergen en una sola acción...


... Tiendo a traicionar, a inyectar veneno, a volar alto, a la justicia, al equilibrio... podria matar, aniquilar, masacrar, torturar, destazar...(al menos en mi sucia y torcida mente)


...quisiera ser un ente atemporal, amaterial, a morfo ... (y tambien libre)...


... Hay miradas que atraen, que seducen, inquietan, intrigan, humillan, fortalecen, queman... Pero no dejan de ser miradas.

...
QUIERO ABANDONARLO TODO...






martes, 16 de noviembre de 2010

Sopa aguada de sentimientos...

... En teoría hoy debería ser un día especial, feliz, y alegre, shalala. Pero resulta que hoy siento como una sopa aguada en el alma... de esa de letras que puede formar palabras...

Lo peor del caso es que mi animo esta tan aguado como una sopa... A lo mejor es el clima, el cambio hormonal, el hecho de que el camino hacia los 30s se hace más corto, quizá es que de niña no me veía como soy hoy a los 21...

Quizá me siento triste, o frustrada. Tengo estrés para aventar al cielo y regalar en lindos envoltorios de celofán, con una linda cinta y una tarjeta que diga: Te comparto lo que soy... un manojo de nervios, aderezado con algunas lágrimas y un poco de nostalgia y tristeza.

Mis queridas ancestras que no se han reportado (ni lo harán porque ya no me quieren), dirían que ya estoy en edad de merecer, o casadera y que si en un par de años no me caso... me quedaré a vestir santos (cof, cof, repetir su historia). Es gracioso, como el contexto y los intereses han cambiado en 3 generaciones... Realmente eso no me preocupa, aunque si... quizá todo lo que ellas esperan de mi me causa angustia y por eso prefiera en ocasiones darles por su lado.

Y cambiando de tema... que catártico es mentarle la madre a un mal conductor...
la recomendación es hacerlo una vez a la semana, pero en tiempos de estres intenso (como ahora, pues miente madres a discreción)

viernes, 5 de noviembre de 2010

...Aqui, tratanto de dibujar miradas,
de olvidar caricias, de borrar besos...

Deja que se valla el viento,
arrastrando entre sus brazos
viejos recuerdos, polvo,
letras y lágrimas de sal...

El viento furioso
que arranca del suelo la vida
y anuncia, en su voz la muerte
que equilibrará el mundo...

La fuerza del viento se lleva los besos...
el alma... las caricias...
se lleva todo lo que hay..
me deja temblando... vibrando con el cosmos

martes, 19 de octubre de 2010

...Pasa que no puede Pasar nada...

Pasa que tus labios incitan a besarlos
la dirección de las miradas se evita,
Como si pudiera evitarse el fuego
que puede incendiarnos

Mis manos se marchitan porque no te tocan
lánguidas, pero desesperadas por estrujar tu piel…
Pasa que te deseo,
pasa que no puede pasar nada…

miércoles, 29 de septiembre de 2010

...Sentir...


...sentir cada nota en la piel,
dejarla fluir junto con el cuerpo...
desfogar la pasión que se calla,
sacar esa fémina atrevida, coqueta y sensual...

Así se debe bailar...
con el alma, dejarlo todo en cada movimiento,
hablar con el cuerpo, con la mirada...

lunes, 27 de septiembre de 2010

...Solo fue una pesadilla...

El viento me arrojará,

Hacia le fondo del abismo

Rodaré entra las piedras

Moriré otra vez...

Desperté...

Vi mi cara, toque mi cuerpo, pude sentir como mi corazón latía, sentía como el aire entraba y salía de mis pulmones, sentí como la sangre recorría mi cuerpo.

Baje las escaleras, intente tomar algo de beber, pero mis manos no podían asir nada; viaje, no sé a donde, no sentía nada.

Y te vi, vi tu cara

Besé tu mejilla

Tú no me hablaste

Sentí tus manos

Quise meterme entre tus brazos

Quise amarte, quise amarte..

Tus labios estaban helados

Tus ojos cerrados

Tu corazón inerte

Y yo, sólo quería amarte.

Regrese a mi cuerpo, a mi casa, a mi pobre mundo, me despertó el teléfono, era tu madre.

Tú, frío, muerto

Y yo, solo quería amarte.

No hablé, no lloré, pero me derrumbaba por dentro, no quería pensar, ni sentir, solo quería poder llorar.

Yo quería amarte

Con un amor si freno

Con labios de cera

Y mi corazón abierto

Te vi, ahí tendido, frío, solo, sin vida y lloré, lloré, me deshice en llanto, te lloraba con lágrimas de sal, con lágrimas que van del corazón a los ojos. Cuando mis lagrimas se agotaron, lloré en silencio.

Te vi, solo y frío

Y quise amarte

Con un fuego abrasador

Me quedé en blanco, caí en un sueño y te grité “sólo quería amarte”, te vi, me tendiste tu mano, te abrazaste a mí...

Besaste mis labios,

Me metí entre tus brazos

Sentí mi corazón inerte

El tuyo ya no se movía

Pregunte para mis adentros “¿acaso morí?” A lo que tu contestaste: “quería decirte que te amo, y quería besar tus labios”

Tomaste mi mano entre las tuyas,

Te seguí,

“yo solo quería amarte”

jueves, 16 de septiembre de 2010


Necesito tu voz, las palabras indecibles en mi oido...
las caricias que callas en mi piel
el silencio de tus labios
que dice tanto en tu mirar.

Quiero tener de cerca tu respiración,
inquietarla...
arrancar sonidos de tu alma,
los que solo transmiten pasión.

Puedo sentir tu calor, cuando pasas por mi lado,
cuando me miras a los ojos...

Pequeño detalle...
aun no existo en tu mundo

lunes, 6 de septiembre de 2010

...Catarsis...

Tras días de constante agitación, necesito hacer catarsis. tengo una gran bolsa llena de piedras que llevan palabras gravadas. Pesan, duelen, cansan y complican durante el camino

Sé que necesito arrojarlas lejos, porque iré aun mar de confusión, y con ellas a cuestas no podré siquiera dar cien pasos...

Mis piedras, ojalá pudiera convertirlas en Pan, como en cierto pasaje. Para lo único que podrían servir es para los Cimientos de una nueva yo. Que tenga otro par de manos para hacer más, y un par de oídos extras que presten más atención al mundo. y con menos cuerdas vocales para decir menos sandeces, con más lóbulo prefrontal que ayude a tener más juicio. quizá sería un poco grotesca y monstruosa, pero sería funcional...

Pero a lo que iba, a veces no funciono bien.... olvido las cosas, pierdo los lentes, la cabeza, la memoria...

y ahora olvide lo que estaba sintiendo...

domingo, 22 de agosto de 2010

...La serpiente que Danza...

Gozo viendo tu cuerpo ondulante
y, suave, a flor de él,
como un astro de luz vacilante,
espejar tu piel

Sobre tu cabellera profunda
de ásperos perfumes
mar oliente de ley vagabunda
que en ti misma asumes



Como un navío que despierta
con el viento matinal,
mi alma soñadora
aparece sobre un cielo lejano

Tus ojos, donde nada se revela
ni dulzura ni hiel,
son dos joyas frías
donde se mezclan con el oro y el hierro.



Verte caminar con cadencia
bella de lasitud,
como una serpiente que danza
en el extremo de un bastón.



Bajo el fardo de tu apatía

tu cabeza de niña
se balancea con la pereza
de un joven elefante.


Y tu cuerpo se inclina y se extiende
como un barco fino,
que va de borda en borda
y hunde sus columnas dentro del agua.


Como una ola engrosada
por las fuentes de los rugientes glaciares,
cuando sube el agua de tu boca
al borde de tus dientes,


creo beber un vino de Bohemia
amargo y vencedor
un cielo líquido
que siembra de estrellas mi corazón.

 
..Charles Baudelaire...

lunes, 16 de agosto de 2010

...Tiempo...

Suena el tic- tac del reloj. Apenas lo distingo de tus latidos.

¿Amanecí entre tus brazos? si solo es un sueño no quiero abrir los ojos, aunque el sol me este obligando a hacerlo, quiero mantener la sensación de tu calor en mi piel.

No quiero despertar...

Me aferro a la almohada pensando que es tu pecho... y tus manos intentan desenredar mi cabello. Se pasean lenta y suavemente entre mi rostro. Mis ojos cedieron y vi tu rostro. Sonreías tranquilo y feliz...
Tic- toc
tic- tac
tic- toc

Solo era cuestión de tiempo para que esa ilusión se fuera, era tan irreal.
Pero no. Recordé entonces lo que había pasado antes de dormir. Ahora sabía porque mi cabello estaba enmarañado, mi espalda rasguñada y tenia algunas marcas de pasión en la piel...


jueves, 15 de julio de 2010

Te quiero en momentos,
Solo a ratos,
Verte, tocar tus manos…
A veces besarte.

Disfruto tu lejanía
Tu inconstancia, tus caricias.
Déjame tenerte entre mis brazos,
Solo de vez en cuando.

Tu corazón agitado,
Tus labios recorriendo mi piel
Solo por momentos,
te quiero, solo instantes.

Seductores segundos,
Besos furtivos, caricias que van
Regresan y encienden
Dejan fuego y cenizas el suelo

Muerdes la orilla de mi ser
Me dejas temblando
mis poros transpiran tu aroma

Dejo mi aroma,
Entre tus sábanas,
Poco concurridas,
Hoy no están vacías.

Guarda las caricias
Los gemidos, mi aliento
Tu sudor

Guarda la pasión que callamos
Entre miradas,
Besos escondidos,
Caricias discretas

Y palabras indecibles…

martes, 6 de julio de 2010

...Un guerrero de la Luz...

Escuchar con atención lo que hay a nuestro alrededor es básico, dejar que nuestros oidos se recreen con la melodía del mundo, con sus ritmos, sonidos y colores. No preocuparnos por un momento de nuestros problemas o miedos, y dejarnos sentir el frío, el viento, la lluvia, nuestra ropa mojada, el calor de un abrazo, de una sonrisa. Eso debe ser realmente importante para un guerrero de la Luz.

Un guerrero de la Luz es quien es capaz de entender el milagro de la vida, quien lucha hasta el final por algo en lo que cree, quien tiene como centro de la vida un ideal.


Un guerrero de la Luz mira el mundo a través de los ojos de un niño, porque los niños ven el mundo sin amargura, se asombran de cada pequeño detalle.
Un guerrero de la Luz, sabe que no esta solo, que sus hermanos le ayudan a librar sus batallas, que las fuerzas celestiales han colocado cada cosa en su lugar y permiten que pueda dar lo mejor de sí. Tiene Gratitud hacia el cielo y sus hermanos.

Un guerrero de la Luz no duda en usar su espada para defender la justicia, y aunque luche contra la corriente no se dará por vencido. También, en ocasiones se desanima y siente que nada lo emociona, se confunde y le duele, porque sabe que no ha llegado hasta donde quería, pero es obstinado y no abandona lo que ha decidido lograr.

El corazón de un guerrero permanece limpio de odio, y antes de combatir en el día a día recuerda las palabras de Cristo: amad a vuestro enemigo. Y obedece, sin juzgar a su prójimo, porque está para ayudar, no para juzgar.

Tiene en sus manos el golpe y el perdón, pero sabe que perdonar no es aceptar todo, no agacha su cabeza porque perderá de vista sus sueños. Sabe que sus adversarios están ahí para poder demostrar su valentia y persistencia.

Un guerrero de la Luz se comporta como un niño, juega, se divierte, es un poco irreverente, hace a veces preguntas incovenientes e inmaduras. Y así mantiene su contacto con Dios, a través de su inocencia y alegría.

Es humano, tiene defectos, pero procura saber con que cuenta, y si en su equipo hay Fe, Esperanza y Amor, sigue adelante sin miedo, porque esta completo. Hace un balance de su vida, comprueba si la espada está afilada, si la fe incendia el alma y el corazón esta satisfecho, sabe que es necesario el mantenimiento.

El guerrero de la luz cree en los milagros, y estos comienzan a suceder, porque sus pensamientos cambiarán su vida y comienza a cambiar, se convence de que encontrará el amor, y este aparece. Aunque se decepciona en ocasiones, pero sabe que vale la pena, quien confía lo sabe.

Un guerrero sin amor, no es nada, y no se deja asustar cuando busca lo que necesita, busca incesantemente, aunque escuche muchas veces un no.

Un guerrero conoce el idioma de Dios, sabe que nos habla en el viento, en las estrellas, en las nubes, en nuestros hermanos; y sabe que hay que detenerse a escuchar sus mensajes.

La meditación es un hábito del guerrero, se desconecta de la búsqueda, de los miedos, de los deberes, de sus desafios, para escuchar su corazón. Cuando medita, es parte del Alma de Amor.

Un guerrero de la luz, fluye entre los obstáculos como el agua, se adapta a los rumbos entre las montañas, no puede ser herida por ninguna espada, es frágil en su nacimiento, pero conforme se une a otros, adquiere fuerza, que va hacia un solo objetivo.

Cuando sufre una injusticia, busca la soledad, para no mostrar su dolor a otros, para que su corazón cure lentamente sus heridas, un guerrero equilibra soledad y dependencia.

Tomado de

Manual del Guerrero de la Luz

Cohelo, Paulo

Edit. De Bolsillo

domingo, 4 de julio de 2010

...Llueve...


Escuchas las gotas reventándose violentamente en todas partes?
sus gritos de miedo a la muerte?
y solo quedan sus cadáveres húmedos en la acera...

Sólo es agua, sólo es agua que moja de vida la tierra, las flores, el pasto y todo lo verde que ven tus ojos, que da frescura...
que deja aire fresco y un delicioso olor de tierra mojada.

Pero escucha, como se estrellan... Pobres Gotas... les dolerá mucho? sentirán el cambio del cielo a la tierra?

Es simplemente agua... sin sentidos... solo con vida

miércoles, 9 de junio de 2010

...dolor profundo...

Siento que caigo, como me hundo profundamente entre miedos, obstáculos, miradas, deseos, frustración y sombras (estas tratando de herirme, llevándome a lo más profundo de mí?)...

Cuando tomas mi mano, siento que tiras de mi moral hacia abajo, puedo ver en mi piel, los rasguños de mis secretos oscuros que intentan salir a flote, que exigen la luz. Mira como se materalizen los llantos guardados, y salen dolorosamente cristales rotos de mis ojos, que ya no son mas inocuas lágrimas de sal, son cristales que arden y destrozan, que dejan muertos mis ojos, por llorarte a ti.

domingo, 30 de mayo de 2010

...Buscando algo que perdí...

Es complicado decirlo... creo que perdí algo en el camino, siento como si algo de mi misma se hubiera caído y lo hubiera remplazado con algo que no ensamblaba del todo, pero cubría una parte del hueco que sentí...

No lo había hecho consiente, hasta hace unos días... que comenzó a sentirse esa falta de no se que. Se siente como triste, como extraño, diferente, se siente parecido a cuando presientes que algo malo va a pasar.

Y también duele... porque sé que ese algo que se cayó me hace falta justo ahora, a lo mejor fue un trozo de lo que me hacia sentir invencible, fuerte, inalcanzable... quizá se quedo por ahí la mentalidad en que nada importaba, que lo que se dijera se resbalaba.

Entre mis faltantes, esta una parte de la alegría, y de las ganas de hacer las cosas, me falta la sensualidad que antes sentia, la energía al bailar...

Me siento insegura...

miércoles, 14 de abril de 2010

...Extrañeza...

Podía imaginarte, recordar instantes mágicos, soñarte, desear que estuvieras aquí cerca, donde pudiera tomarte entre mis brazos. Tan cerca que podría besar tus labios, saciar mis ganas de la miel de tus besos, de la seda de tus caricias.

Quería escuchar tu voz, tus palabras rebuscadas y carentes de sentimiento, y esas palabras escasas, las que van acompañadas de un poco de ternura, de amor y de un sentimiento que aun no logro decifrar.

Me causa extrañeza: yo te desterré de mi alma y de mi corazón, juré no volver a besar tus labios, dedicarte un segundo de mi tiempo, ni una letra, ni un suspiro, ni un recuerdo, mucho menos una lágrima de sal...

Sigo aquí, recordando, sintiendo como si no hubiera pasado el suficiente tiempo para que el viento se llevara el calor de tu cuerpo a mi lado, el sabor de tus besos, los sentimientos del corazón...

Pensé que los sentimientos se desvanecían con el tiempo, por la inconstancia y la distancia, creí que algún día olvidaría tu mirada, o tu aroma, o tus ojos, o tu ser... creí que pasarías desapercibido, y que no volverían los momentos bizarros a tu lado...

domingo, 24 de enero de 2010

...Homicidio del Alma II

Al visualizar sus rostros, sintió miedo, después ira y coraje. Sentia que estaba atada de las manos y nada podia hacer para dejar de sentirse así. Paso un par de días mas en el hospital, estaba recordando cosas de su vida, a un buen ritmo. Lo suficiente como para que el doctor decidiera darla de alta, no sin antes pedirle que se inscribiera a uno de esos grupos de autoayuda para las personas que tienen problemas con su forma de beber. Haciendo caso omiso, ella siguió su camino.

Salió del hospital con su gabardina, el cabello y la piel limpias. Lucia diferente. Aunque sus mirada, y su alma, seguían en el mismo estado de olvido y abandono.

Antes de abordar el transporte urbano que habría de dejarla cerca de casa, echó una ojeada a los pasajeros, una mujer mayor, un par de niños. Una madre con sus hijos. Una pareja de novios. No había nadie que ella considerara un riesgo. Subio y pagó el importe. Busco un asiento para ella sola. Se quedó contemplando el camino. Desde el incidente, no se había dado tiempo para observar. En un alto. Se emparejo con el camión una camioneta bastante alta: al mirar por la ventana, pudo distinguir un rostro que la miraba. Le resultaba familiar, pero no sabia donde lo había visto.

Escazos minutos después, lo recordó… el había actuado como carnada cuando la atacaron… imágenes vinieron a su mente, sus manos comenzaron a temblar, su piel transpiraba sudor frío.

No podía moverse, el miedo la había paralizado. En su interior, algo comenzaba a surgir. Había llegado a su destino una oportunidad para tomar revancha… le tomaría algún tiempo recuperar la confianza en ella misma, a creer en que ella podría hacer algo.

Es difícil poder estar consigo mismo teniendo tanta culpa, rencor e ira en el corazón, por eso ella procuraba ahogarse en el alcohol, refugiarse en la oscuridad de la noche, de un lugar lleno de gente, de ruido, de contaminación; para no escuchar los lamentos de su alma echa girones, ni la voz de su conciencia…

A veces sentía inmensa soledad, aun estando acompañada, no sentía placer al comer, o beber. Podía estar días sin comer. Tenía miedo a estar con un hombre. No podía quedarse sola con él más de 3 minutos, la ansiedad y los recuerdos comenzaban a apoderarse de su voluntad…

martes, 19 de enero de 2010

...Soy...

Soy una mirada misteriosa
Soy el sol y la sal
El aire en tempestad y la mar en calma
Soy como el viento que ronda
Que ronda y vela tu ser
Soy la luz que encandila la vista
Soy una mancha en expansión
Un camino largo
soy lo que no quieres ver

El viento me persigue
El mar es quien me acoge
Soy un ave aturdida
Que perdió el sentido
Son los ojos
Tus ojos que me pierden
Es tu voz que me hipnotiza
Soy tu sendero y tu tropiezo
Soy tu agua y tu sol
Soy la mirada que te intriga
Y la vida que se acaba

Soy contraste,
Luz y sombra en un mismo instante
Agua y sed de un momento
Estoy aquí, presente ante tu mirar.
estoy allá, lejana y cerca
llena y vacía a la vez.

Soy tu principio y tu mi final
eres la luz y yo
oscuridad
soy el viento que te tira
y te arroja al fondo.

Soy tan solo un pensamiento,
una alucinación
un delirio, una creación de tu mente
no existo. Tu me invocas
no vivo, tu me vives.

Soy solo una pesadilla y tú
mi sueño tranquilo.
un momento, un segundo.
soy tu delirio, tu pesadilla y tú.

Soy tu cielo y tu gozo,
tu infierno y castigo.
tu comienzo, y final también.

Camino como el viento
destrozando caminos,
lloviendo lágrimas de sal,
dejando vacíos.
Soy la tempestad dormida,
ira calmada
como el mar
noble y violento.

Soy luna, soy sol, una estrella, una flor.
Lo dulce, amargo y salado en tus labios
un oasis en el desierto.
soy una piedra más en tu camino.

Soy todo, soy nada.
una fantasía en el azul celeste.
soy yo y soy tú.
Soy hoy, ayer, mañana y noche
estoy aquí, lejos y escondida.
dormida, despierta.
soy infinita y mortal.
Conozco todo, mas nada sé.
te veo, te siento, te huelo.
te escucho y pruebo tu sabor.

Soy una nube de lluvia,
lloro lágrimas de sal
formo arroyos que te ahogan,
y que inundan tus ojos.

Soy aire, mar y cielo.
estrellas, nubes y agua.
un alma lejana,
un alma cansada.
Soy esta noche, la luz y el amanecer
soy hermosa, soy día, media tarde, madrugada…

Soy agua que se funde en el mar,
fuego que se apaga
lágrimas que te embriagan.
…Soy todo y soy nada…

lunes, 18 de enero de 2010

...Homicidio del Alma I...

Mientras ella caminaba en la oscuridad de la calle, de sus ojos iban brotando lágrimas. Sus labios estaban deformados en una mueca que expresaba una mezcla de frustración, ira y tristeza.

Tuvo las manos atadas a su espalda. Su boca callada por un trozo de tela y cinta adhesiva. Y sus piernas atadas en una posición que la sobajaba al nivel de una mujerzuela. No podía moverse, ni gritar, ni sentir. Solo lloraba en silencio, suspiraba de dolor. Su ropa quedo sucia y destrozada. Pero mucho menos que su alma, solo quedaron girones, pedazos sin forma, sin brillo, sangrantes.

En su mirar, solo había vacío y dolor. En su corazón, si así podría llamarse, estaba almacenando ira, coraje… que sin lugar a duda saldría de una manera poco agradable. Predecible, sí. Aceptable, no.

Iba llorando; tenía el alma destrozada desde hace tiempo. No había podido sanarse. Tenia el cuerpo lleno de cicatrices de cortes profundos; el lugar predilecto para hacerlos era el interior de sus muslos.

Su sombra se proyectaba entre la calle y la banqueta, se tambaleaba un poco, efecto del alcohol que corría ávido entre sus venas. La gabardina que vestía, disimulaba su escases de masa muscular. Bebía como un marino, y se expresaba como tal. Trabajaba en un lugar de mala muerte.

Mientras caminaba rumbo a su casa, comenzó a sentirse perseguida. Quizá era una alucinación, producto de su mente enferma, o la presencia de algún animal nocturno. O ¿era una realidad?. Comenzó a voltear hacia atrás, como buscando a alguien que se ocultara entre los desniveles de las casas, o quizá entre los escombros de la casa derrumbada. Pero no había nada ni nadie… Gritó con fuerza que dejaran de perseguirla, que se fueran. Que la dejaran en paz. La respuesta fue el silencio, perturbado quizá por algunos insectos nocturnos y el eco de los ruidos de la ciudad. Pero nada más…

Tropezó con una piedra, perdió el equilibrio y cayó al suelo. Golpeando su cabeza en el filo de la banqueta. El resultado: quedó inconsciente. Un vecino se dio cuenta y llamó a la ambulancia. La llevaron al hospital público. No encontraron algún documento para avisar a algún familiar, ni siquiera un nombre con el cual llamarla.

Movió un poco sus dedos… y pidió algo de beber. Le preguntaron por su nombre, algunas preguntas sobre ella. Recordaba pocas cosas. Había logrado olvidar su pasado… quizá solo momentáneamente; dijo su nombre, dirección y donde trabajaba. En el suero inyectaron algunas medicinas. Le llevaron un desayuno sencillo y con el sabor característico del hospital. Medio lo probó y volvió a dormir, profundamente…

Entre sueños recordó aquel episodio, sintió otra vez la impotencia, frustración…la tristeza y el dolor… pudo vislumbrar los rostros que le habían matado el alma.

sábado, 16 de enero de 2010

...fantasmas…

Soñaba a veces que tu avión se había desviado hacia mis rumbos. Que tendría que pasar por ti, darte la bienvenida y darte un abrazo y un beso cálido. Decir que te había extrañado, que añoraba escucharte, mirarte a los ojos, sentir tu calor…

O también deliraba encontrarte en algún lugar de nuestros rumbos, topar mi mirada en la tuya, esa que conozco profunda y claramente.

No podía creer que estuvieras tan lejos, siendo que te sentía cercano aun, que recordaba como si no hubiera pasado el tiempo desde la última vez en aquel café, ese beso de despedida, junto a un abrazo que decía quédate a mi lado, no me dejes…

Meses pasaron, situaciones, personas, sueños, ilusiones… pero tu mirada, esa no ha pasado, se quedó aferrada a los hilos de mi alma, cosida entre la sutura de mis heridas; como un fantasma, rondando tras mi sombra, aterrando a quien se acerque.

Te soñaba… y me preguntaba porque lo hacía… la respuesta, era solo una: tu mirada estaba atrapada en mi… como en un laberinto que había olvidado pintar una salida. Ahí estaba mi fantasma: una mirada profunda, que atraviesa palabras, refugios, mentiras, historias, tiempos y lugares.

Es molesta, me fatiga ocultarla. Hasta duele. Duele tener que fingir que no hay nada más ahí adentro que lo que tiene que estar: Sus besos, sus caricias, palabras, gestos, las miradas furtivas, cariñosas, profundas. A sabiendas de que tenia un inquilino incomodo, con nombre y rostro, con historias en común, con momentos mágicos… decidí darle cabida a un segundo…