miércoles, 7 de noviembre de 2012

...de la complejidad de lo abstracto...

...Que la complejidad de tus labios no me lo impide
ni la carga que llevan tus hombros,
la mano que sostiene mi mano hoy,
una mirada que me sonrie.
 
Me resultas irresistible,
porque no puedo evitar la complejidad de la imaginación
de los sueños que rondan
acariciando el mundo de lo abstracto...

Girando constantemente,
habrían de encontrarse mis ojos con tus sueños
entrelazando historias...

Se enamoró de tí una escritora,
te ha dejado trascender,
ha hecho real tu existencia,
letras escritas en algún capítulo de mi vida,

Palabras que no se llevará el viento,
recuerdos que permanecen a travez del tiempo,
caricias marcadas en la piel,
convirtiendo lo abstracto del amor,
en un ente en la realidad, tangible y concreto...


...A petición vuestra...

Una página en mi libro...

 Se acerca de nuevo el tiempo de abrir un capítulo en mi libro. Su contenido ya no es tan misterioso he escogido cosas para mi futuro que sé plasmaré ahí.  Por lo pronto este cierre de capítulo ha sido intenso:
muchos cambios en los últimos meses. Ciudad, casa, amigos, lugares, responsabilidades, búsquedas, sueños, retos, oportunidades.

Personajes en mi historia, algunos pasaron a un plano distinto, aparecieron otros que le aportaron frescura a esta aventura que se llama vida, y otros más que me hacen dar gracias de ser tan yo. Es complicado discernir de lo que está de lo que ya estaba en mi vida. A veces creo que no sólo se trata de mi presente.  Mis personas especiales, nunca dejarán de tener ese título. Sólo sé que hay que reacomodar los lugares, mover algunas ponderaciones, hacer espacios nuevos.

Nunca había tomado decisiones tan complejas, las implicaciones que una u otra opción pueda traer consigo, retos, oportunidades, distracciones... que debo tomar en cuenta para decidir? que debo considerar?
Creo que en este momento debería dejar de lado lo que dicen mis latidos, y escuchar lo que dice mi poca experiencia. 
El simple hecho de estar lejos de casa ha propiciado que valore cosas que yo no consideraba en mi mapa mental.  No sólo es la familia, no solo es una casa, una ciudad, amigos, escuela, sistema... es algo que va más allá. y no solo es eso de que a la ciudad de repente le da por temblar!

Es crecer, es madurar y dar un paso hacia adelante. Enfrentarte a cosas que en otras circunstancias no lo tendrías que hacer, resolver problemas que ponen a prueba la paciencia y la tolerancia.  Otras, la resistencia, las ganas de hacer las cosas.  A veces te caes,  el ánimo también. Intentas levantarte, casi siempre ha habido manos que me ayudan a hacerlo.  Cuando no las hay, comienza un reto personal, es una lucha constante contra el conformismo y la mediocridad la cual no es fácil.

Y el corazón, caray con ese músculo al que le atribuimos estupideces y estados de ánimo.  Pues sí, le puso ilusión a mis ojos, latidos más fuertes, emoción al asunto este de vivir. Y también suspenso, miedo, drama, diversión.

Creo que este capítulo que viene, tendrá una dosis de todo... a veces me da miedo no cumplir con todo lo que espero de mi misma. y a veces pienso... carajo, porque no le hice caso  mis tías, conseguirme un buen partido, casarme, tener hijos, cuidar de una casa...  olvidarme de tantas broncas... posgrado, trabajo, experiencia laboral... éxito.  Sinceramente sería más fácil.  Pero no, a Eve se le ocurrió tener sueños, metas y aspirar a mucho... así que ni modo, debe trabajar arduamente...