jueves, 16 de septiembre de 2010


Necesito tu voz, las palabras indecibles en mi oido...
las caricias que callas en mi piel
el silencio de tus labios
que dice tanto en tu mirar.

Quiero tener de cerca tu respiración,
inquietarla...
arrancar sonidos de tu alma,
los que solo transmiten pasión.

Puedo sentir tu calor, cuando pasas por mi lado,
cuando me miras a los ojos...

Pequeño detalle...
aun no existo en tu mundo

2 comentarios:

  1. jajajajaja, suele suceder, "pequeño detalle aún no existo en tu mundo"... creo que el sarcásmo nos conecta...jajajaja cierto?

    ResponderEliminar